Cargando...
Salud

Aromaterapia

Poseemos un legado invaluable de culturas milenarias ancestrales como es la
AROMOTERAPIA. Se trata de la utilización de aceites esenciales obtenidos por destilación
de plantas aromáticas, cuyas propiedades se han comprobado científicamente, causan
bienestar y placer, además de brindar sus potencialidades curativas.

La aromaterapia no solamente puede practicarse con aceites esenciales, sino también como
productos de limpieza doméstica e incluso en el aseo personal como perfumes.
Los aromas estimulan los sentidos, evocan visiones y sensaciones ligadas a recuerdos,
jardines floridos y bosques otorgando la posibilidad de revitalizar la vida moderna.
La aromaterapia hoy es un instrumento eficaz para lograr enormes beneficios para
proteger la salud, habiéndose comprobado sus efectos para evitar innumerables trastornos
físicos, anímicos y psíquicos, cómo por ejemplo el stress, insomnio, cefaleas, entre otros.
Los aceites esenciales tienen la gran particularidad de lograr estabilizar nuestro cuerpo,
alma, mente y espíritu, los cuatro vehículos, pero solo estimulando uno de los 5 sentidos: el
OLFATO es sin duda, nuestro mayor aliado para hacer frente al mundo que nos rodea. Nos
sirve para relacionarnos con el medio. Los olores nos alertan, nos hacen huir o atacar, nos
conectan con momentos de nuestro pasado y nos hacen revivir sentimientos y emociones.
Pues los olores son capaces de activar todas las regiones emocionales del cerebro.
En este momento crucial es de vital importancia aplicar esta sencilla técnica, que va
desde el uso de los aceites esenciales en lámparas especificas a colgantes de cerámica o
como hacían nuestras abuelas: en un recipiente de metal con agua sobre la estufa
colocaban hojas o cascaras de distintas plantas y frutas, como ejemplo hojas y/o flores de
eucalipto y cascaras de limón y/o naranja, alejando así bacterias nocivas del ambiente.
Otra técnica muy práctica es lo que llamamos aromaterapia instantánea. Consiste en
aplicar de 1 a 3 gotas sobre la palma de la mano, frotarlas suavemente y acercarlas a la
nariz, logrando así los beneficios inmediatos de la esencia elegida.
Siempre es recomendable no mezclar más de 3 aceites y asegurarse de que no sean
opuestos en su función, como lo es un aceite con efecto sedante y otro con efecto
estimulante porque se neutralizarían.
Para sobrellevar en buena convivencia esta cuarentena, aquí les dejo los aceites esenciales
más comúnmente usados y sus eficientes efectos bactericidas y funguicidas: albahaca,
citronella, enebro, eucalipto, geranio, lavanda, limón, mandarina, naranja, pino, romero y
TRE TREE; estos últimos fueron muy usados en distintas culturas para purificar
ambientes y lugares para cultos religiosos como así también, para sanear lugares donde se
curaban los enfermos.

Mencionamos algunos de ellos y sus efectos en aromaterapia:

Albahaca

Considerada la planta entre todas las plantas por los griegos, tiene varios usos desde la
antigüedad, pero el que nos trae hoy es el efecto antiséptico y puede usarse vaporizándola
como desinfectante de ambientes. Es usada para el dolor de cabeza, migrañas y para el
insomnio nervioso.
Eucaliptus

Cuando se lo vaporiza tiene un inmediato efecto descongestivo del aparato respiratorio, da
al ambiente una sensación de frescura y anula olores de animales domésticos. Las
fragancias de eucalipto y pino son altamente bactericidas junto con lavanda y naranja.

Naranja

El aceite de naranja produce sensación de brillo solar y exuberancia, por esta razón es ideal
para usar en invierno. Restaura y eleva el espíritu. Es indicado para tratar insomnio.
Además, desodoriza purificando el ambiente y va muy bien combinado con lavanda.

Cedro

Antiguamente era escogido para aromatizar los templos tibetanos budistas. Posee efecto
sedante.
Limón

Los japoneses la utilizan para aumentar la eficiencia en oficinas y bancos. Es un
estimulante mental, limpia y refresca.

Bergamota

Deliciosamente fresca, de aroma cítrico, refresca y relaja. Combate la depresión, la
ansiedad, y la tensión.
Es interesante combinarla con lavanda o con geranio o las tres juntas.

Mandarina

Es de un aroma muy delicado, actúa como calmante y sedante. Hace respirar un mensaje
de alegría, especialmente a niños.
La naturaleza se convierte a través de los aceites esenciales, en nuestra mejor aliada para
fortalecer los mecanismos de auto defensa del cuerpo y mente, asegurándonos un estado
de saludable armonía.
Recuerden… somos seres de luz, una chispa de la gran luz, reforcemos nuestros vínculos y
lazos afectivos desde el amor y el respeto: QUEDEMONOS EN CASA Y HAGAMOS
AROMATERAPIA.

Cuídense, gran abrazo de luz!!!
Mary Quinteros
Esteticista Cosmiatra

Compartir:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS