Cargando...
ComunidadEntrevistasInterés General

Cartas Natales – Revoluciones Solares y Más

Y ASÍ PASAN LAS HORAS… 

                         
La necesidad de cuantificar el tiempo tiene que ver con las prácticas de la vida cotidiana, ya se trate de ir al cine o cosechar el arroz. Aún en las civilizaciones más antiguas se inventaron modos de medir el tiempo relacionados con la “salida” y la “puesta” del Sol, con los cambios en las fases de la Luna, con la subida y bajada de los mares y los ríos. Un año es el tiempo que tarda un planeta en dar una vuelta completa alrededor del Sol. Para los planetas que están más cerca del Sol, los años son más cortos y para los que están más lejos, más largos.

Un día es el tiempo que le lleva a un planeta dar una vuelta completa sobre su propio eje. En general, si el planeta es grande tardará más y si es pequeño, menos. Aunque hay excepciones: Júpiter demora sólo 10 horas en dar un giro sobre su eje y Venus tarda 243 días terrestres en dar ese giro sobre sí mismo. 

El calendario que nosotros utilizamos se rige por el ciclo solar y se llama gregoriano. Actualmente hay 5 calenda

pastedGraphic.png

rios vigentes en el mundo: el gregoriano (que lo usan la mayoría de los paises, el último en hacerlo fue Grecia en 1923), el chino, el hebreo, el hindú y el musulman. Todos tienen una connotación religiosa. Para el nuestro, el año 1 es el del nacimiento de Jesús. 

Nosotros medimos el tiempo con el calendario gregoriano. Pero hay otros. El chino es un calendario lunisolar de 354 días que proviene del año 2637 a. C. El hebreo también es lunisolar y comienza con la creación del mundo que, según la tradición judía, aconteció en el año 3761 a.C. En cambio, el musulmán es puramente lunar y se basa en ciclos de 30 años divididos en 19 años de 354 días y 11 años de 355 días. Qué lío! aunque el más confuso de todos es el hindú. En la India coexisten varios calendarios regionales, todos distintos: algunos Lunares, otros lunisolares y otros, solares. Oficialmente se rigen por el calendario nacional indio, decretado en 1957, que es Solar y proviene de la Era Saka (el año 1 de la Era Saka coincide con el año 79 d.C. del calendario gregoriano). 

Hay ciertos días del año que son especiales tanto para la Astronomía como para la Astrología. Los equinoccios por ejemplo, son aquellos en los cuales la noche y el día tienen la misma duración. Hay 2 por año: el 20 ó 21 de marzo y el otro el 22 ó 23 de septiembre. Los solsticios en cambio, son aquellos en los cuales la noche es la más larga del año o la más corta del año: el 21 de junio y el 21 de diciembre, depende de en qué hemisferios nos encontremos.

Un problema fue cómo organizar semejante cantidad de días de cada año para que resultaran más fáciles las tareas cotidianas. Así surgieron los meses. La palabra mes proviene del latín, del verbo mensurare, que significa medir.

pastedGraphic_1.pngContactos: María Julia Forner, Mirta Giunti, Ana Elverdín y Cora Marraro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS