Cargando...
Entrevistas

CRISIS O ATAQUE DE PANICO. Un fenómeno creciente

En este último tiempo se han sumado muchas consultas acerca de ¿Cómo acompañar a una persona para favorecerla cuando está teniendo una Crisis de Pánico o cuando tiene episodios de pánico de forma recurrente? Por eso, considerando que la prevención es la forma mas eficaz de trabajar en el área de la salud y entendiendo que la información es parte de esa prevención, resulta relevante el que como sociedad podamos, a través del conocimiento de herramientas muy sencillas, ayudar a estas personas a que transiten este episodio de la forma menos traumática posible.

Una de las cosas importantes a saber, es que el Ataque de Pánico no lo vamos a curar de forma definitiva, sino que vamos a acompañar a la persona a que vaya saliendo de forma progresiva de ese estado en el cual se encuentra.

¿Qué es una CRISIS DE PANICO?

La crisis de pánico como principal característica, tiene el hecho de que la persona a partir de ciertas reacciones fisiológicas que se le despiertan en el cuerpo por estímulos que quizás desconoce, empieza a experimentar la sensación de que se va a morir o se va a volver loco. Al ser ésta la característica principal, reside ahí la importancia de que podamos acompañarla a salir de ese estado en el cual se encuentra. 

Estrategias para ayudar en plena Crisis:

  • Entre las estrategias fundamentales que tenemos a la hora de ayudar a una persona que está en ese estado crítico, lo principal es llevarla a un lugar donde se encuentre sin gente alrededor, sin estímulo y sin ruido, dar espacio. 
  • Como segunda instancia, hablarle pausado, en forma tranquila.
  • Recordarle que esto es pasajero que no va a morir por un ataque de pánico y que estas sensaciones van a ir desapareciendo. 
  • Invitar a la persona a que haga una respiración diafragmática y en caso de que este muy complicada en su estado, empezar uno a respirar y pedirle que imite nuestra respiración. 

Hacerlo de forma pausada y lenta. Siempre en ese ritmo. 

  • Otra de las cosas esenciales es ir sacándola del foco de la cuestión. Enfocarla en otra cosa. 

Es importante saber que después de una crisis, quien lo padezca, deberá de buscar información y también acudir a un profesional de la psicología para poder trabajar sobre lo que le está ocurriendo, porque probablemente se le vuelva a despertar.

¿Qué cosas no debemos hacer ante una persona que está atravesando una crisis de pánico?

  • Como primer punto no debemos juzgar. La persona está sintiendo eso y realmente es una sensación que está teniendo.
  • Intentemos no minimizarle lo que está pasando. Prestarle atención es siempre una buena opción. 
  • Evitar frases como: no pasa nada, hay cosas peores, no seas loco, relájate porque para la persona en ese momento realmente es muy difícil poder salir de ese estado.
  • Intentemos prescindir del hablar fuerte.
  • Y sobre todas las cosas, tratemos de exceptuar el abrazo o contenerla desde lo físico si esa persona no lo quiere, ya que es necesario que tenga cierto espacio. 

Es menester recordar que nadie quiere padecer un trastorno de pánico, nadie tiene la culpa de eso, la persona tiene la idea insistente y perseverante de que se va a morir o se va a volver loco y eso la atormenta y desespera por completo. Por eso es tan esencial y urgente favorecer. Después si, lo importante será que la persona empiece su propio tratamiento psicológico. 

Recordemos que cada uno, sabiendo actuar ente la emergencia de una forma eficaz, puede hacer una diferencia abismal en esa persona para hoy y su futuro y por ende para nuestra convivencia en lo social. 

 

Lic. en Psicología Sofía Domizi

(M.P 8958)

IG sofiadomizi_psicologa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS