Cargando...
ComunidadEntrevistasInterés General

Cuidados del Sol

Se acerca el verano. Nos exponemos más al sol. Por lo que hay que prestar atención a los cuidados de la piel de toda la familia.

El sol es necesario y es el responsable de efectos beneficiosos como el aumento de temperatura en la superficie terrestre y la producción de vitamina D entre otras cosas.

Pero también es responsable del fotoenvejecimiento, quemaduras, y aumenta el riesgo de cáncer de piel. El daño solar es irreversible y acumulable, más del 50% de la exposición solar ocurre antes de los 20 años. Por eso hacemos tanto hincapié en cuidarlos desde pequeños.

Otro detalle a recordar son las radiaciones ultravioletas. Los rayos UBV están más presentes entre las 10 y 16 hs, producen calor y enrojecimiento en la piel. Estos son los que pueden ser frenados por las nubes. Pero los UVA NO son filtrados por las nubes, inciden en la superficie terrestre prácticamente igual durante todo el día. Estos rayos penetran más profundos en la piel. Son los responsables de que nos podamos quemar a pesar de que esté nublado o sean las 17hs si no usamos la protección correcta.

Cuando te bronceas es porque tu piel se está defendiendo contra las radiaciones. No es la idea ser fundamentalista, pero si aprender que estar muy bronceado ya debería dejar de considerarse “saludable”. 

Hoy en día pueden encontrarse remeras cuyos materiales ya llevan el FPU (factor de protección UV) en la etiqueta. La ropa UV tiene una tecnología que filtra mejor los rayos solares y es una muy buena opción para niños. Primero se pone protector, y por encima la ropita.

pastedGraphic.pngLa exposición directa de los bebés al sol, sobre todo los menores de 6 meses, no está recomendada, lo mismo que el uso de protectores solares. Eso no quiere decir que no puedan salir ni ver el sol, pero hay que tomar recaudos: lo que para un adulto es una quemadura solar pequeña para un bebé es gran parte de su superficie corporal y puede traer complicaciones. Las características de la piel de los bebés hacen que: por un lado no tengan los mecanismos de defensa apropiados para defenderse de las radiaciones ultravioletas. Por otro lado, se desconoce el grado de absorción y toxicidad de los fotoprotectores clásicos. Si bien se pueden encontrar en el mercado algunos fotoprotectores aptos es fundamental entender que son para fotoproteccion indirecta: es decir para el reflejo que podría darles estando a la sombra.

Tips para el buen uso del protector solar:

  • Siempre elegir los pediátricos. Los protectores para niños suelen tener componentes que actúan como protector físico o sea generan una capa ¨aislante¨, por eso quedan más blancos.
  • Protector solar mayor a 50 que protege contra rayos UVA y UVB. Un FPU de 50 nos protege de un 99% de las radiaciones solares.
  • Deben decir water resistance. 
  • Se debe colocar protector solar desde la cabeza a los pies, incluyendo orejas, remolino del pelo. 
  • El protector se debe renovar cada 3 hs pero si se transpiro o se metió al agua se debe volver a colocar.
  • Los protectores de niños pueden usarlos los adultos sin problema, NO al revés.
  • El repelente de insectos se coloca media hora después del protector solar. NO colocar repelente en las manos de los bebés.

Marcas recomendadas:

Protector solar industria Argentina Fotosol ultra 50 (Cassara), Bagovit family care 50. Después son excelentes los de Eucerin, Isdin, La Roche Posay, Avene, Bioderma, Dermaglos cualquiera de estos laboratorios son buenos para los niños y adultos. (no hay ningún conflicto de interés con ninguna marca)

No olvidar también:

*Tomar abundante agua

*Usar lentes de sol con protección UV y Gorro.

 

Para los peques: receta del “Helado Fácil”pastedGraphic_1.png

Principal ingrediente:  banana congelada

Frutos rojos, palta, ananá, cacao amargo, leche, agua o jugo de naranja

Pelamos, cortamos las bananas y las congelamos. Cuanto más maduras, más dulces. Una vez congeladas, las colocamos junto con el líquido en una procesadora hasta que se haga una crema similar a la del helado. Le vamos agregando el sabor que más nos guste: frambuesas, palta. Y listo.

 

Por: Dra. Ana Andersen

Médica Pediatra 

pastedGraphic_2.pngAna Andersen Pediatra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS