Cargando...
Interés General

Disney ya trabaja en su primera serie juvenil “no hegemónica”

“Todo igual, o no”, así se llama la ficción que acaba de comenzar su rodaje en Brasil y que seguirá a un grupo de amigas adolecentes de ese país, “bien reales y modernas”. El anuncio llega tras las (nuevas) polémicas en torno a la diversidad real dentro de esa compañía.

Hablábamos hace poco de la renovación del mundo Princesas, todo un trademark de Disney que a la vista de todo lo que se ha venido hablando, produciendo y debatiendo en estos últimos años, ha mostrado una nueva faceta, más orientada al “empoderamiento femenino” que al “se casaron y vivieron felices por siempre”.
Siempre dentro de la delicada línea de lo “correcto” (y hasta de lo adecuado), la compañía fundada por Walt Disney allá por 1923 se sumó en estos días a las acciones por el Mes del Orgullo LGBTQ+ (junio, en Estados Unidos) con un posteo que terminó siendo muy comentado.

La polémica por el Mes del Orgullo
“Hay espacio para todos debajo del arco iris. Feliz Mes del Orgullo”, decía el post de la cuenta oficial de Disney que fue motivo de retuits, likes, comentarios, aplausos y también críticas. La mayoría de parte de voces conservadoras y homofóbicas, aunque tampoco faltaron quienes corrieron a la compañía “por izquierda”.
Tal fue el caso de Alex Hirsch, creador de Gravity Falls, serie animada que se transmite nada menos que por DisneyXD, el canal más “osado” de la factoría y desde el cual el propio creador denunció públicamente, no le permitieron incluir “ninguna representación explícita de LGBTQ”.
“Disney en privado: ¡Corten las escenas gay! Podemos perder preciosos centavos en Rusia y China. Disney en público: ¡Ey! Pusimos un arcoiris en Rayo McQueen, adolescentes: compren nuestros productos”.
Con contundencia, y con su habitual sarcasmo, Alex dejó bien en claro así su postura y el presunto comportamiento hipócrita de la compañía. El posteo, claro, también se convirtió en viral.

Mientras la polémica por la inclusión y el pink washing promete seguir durante mucho tiempo más (y no solo durante este mes), Disney anunció a nivel regional el inicio de una nueva serie juvenil que busca estar a tono con los tiempos que corren.
Su título ya parece una especie de gran juego y guiño al respecto: “Todo igual, o no”, así se llama la serie que se desarrollará en Río de Janeiro y que seguirá la vida de Carol (Gabriella Saraivah, toda una chica Disney de Brasil), durante los cimbronazos, cambios y crisis de la adolescencia.
Junto a ella estarán sus amigas, interpretadas, entre otras, por Ana Jeckel, Duda Matte, Clara Buarque (hija del músico Chico Buarque) y Guilhermina Libanio, toda una referente en ese país del movimiento body positive.

Con apenas 23 años, Guilhermina ya acumula importantes trabajos en tevé, especialmente en dos telenovelas muy populares (y con temáticas bien comprometidas que van de los desórdenes alimenticios a las drogas, la pobreza y la homofobia): Malhação: Vidas Brasileiras y Órfãos da Terra
Esta última serie, “Los huérfanos de la Tierra”, se acaba de llevar nada menos que un premio Emmy Internacional a la mejor telenovela. La propia Guilhermina mostró el premio en sus redes con un posteo pura elocuencia:
“Los huérfanos de la Tierra cambiaron mi vida. No solo porque era mi segunda oportunidad de mostrar mi trabajo, sino principalmente por su gente. Esta telenovela estuvo llena de gente que ama lo que hace, gente que entendió la importancia de hablar sobre la crisis de los refugiados a las 6 en punto de la tarde en la televisión abierta. Personas que estudiaron mucho sobre el tema, que escucharon a quienes pasaron por esa situación…”, dijo antes de concluir:
“¡Qué orgullo poder contar esta historia! Qué gratificante es poder tocar el corazón de las personas con empatía e información, rompiendo las barreras del prejuicio. Construyendo una historia para reír, llorar, emocionarse y aprender. Cibele es un personaje que me enseñó a ser alguien mejor, me dio valor de por vida, a luchar por lo que creo. Cibele me mostró que se puede ser una actriz gorda en la televisión sin que sea un tema. Me enseñó la empatía, la dedicación, la importancia del diálogo y sobre todo la escucha. Qué feliz fui haciendo esta telenovela, rodeada de un elenco brillante y cariñoso. De un equipo dedicado y amable. Allí pude realizarme, como persona y como actriz”.
F/PABLO STEINMANN
LaNacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS