Cargando...
EntrevistasSalud

El cuidado facial y corporal en la menopausia

La menopausia es un momento esencial en la vida de la mujer además del impacto que ocasiona el desequilibrio hormonal en la piel. Para ello hay que tener en cuenta cuales son los cuidados que hay que tener para mantener la piel radiante.

Con el período menopaúsico, los ovarios dejan de producir óvulos. El organismo produce menos cantidad de hormonas femeninas (estrógeno y progesterona) provocando los síntomas de la tan conocida menopausia” que hace que la piel pierda lípidos, agua y colágeno y se hace muy notable la sequedad del rostro con una piel fina y transparente.

Ante estas circunstancias, debemos adoptar una rutina diaria para preservar el estado de la piel y garantizar especialmente su hidratación.

No solo es importante la apariencia física y la piel sana, sino mantener una dieta saludable acompañada de una actividad física, que brindará una reducción del estrés, y una mejor calidad de vida mientras se transite este estadío.

Para hablar sobre este tema consultamos con la Cosmetóloga María Alejandra Cuadrado que nos ofrece el asesoramiento indicado.

La profesional es Maquilladora social y profesional, (Docente en LACA) Depiladora (Docente en LACA), Maquilladora Artística y FX (Docente en LACA y Legislatura de Gobierno)

Cosmiatra y Especialista en Cosmetología Oncológica, Maquilladora Terapéutica.

Docente de la UBA dentro de la Tecnicatura de Cosmetología.

 

 

¿Cuál es el cuidado de la piel que debemos adoptar como rutina diaria?

 

Para comenzar, la primera indicación es hidratar bien nuestro organismo a través del consumo de agua, ingerir alrededor de 2 litros de agua por día.

Porqué es tan importante? El agua es el elemento más abundante del organismo, y se encuentra distribuida en distintos compartimentos. Por un lado, el líquido intracelular que se encuentra en el interior de las células, y el líquido extracelular (fuera de las células). El cuerpo cuenta con sistemas que van a regular y mantener en equilibrio los niveles de agua y solutos en los diferentes compartimentos. Sin embargo, es cuando este equilibrio se rompe cuando se puede producir dicha retención. Es por ese motivo por lo que no hay que olvidarse nunca de ella.

Cuando vivenciamos tantas variables en nuestro organismo debemos consultar con un profesional médico y luego con una cosmetóloga para nos guíe los pasos a seguir para el mejor cuidado de nuestra piel tanto en nuestro rostro como del cuerpo con productos adecuados y un tratamiento a seguir.

Para referirnos al cuidado facial los productos recomendados tienen que ver con lociones hidratantes, lociones termales y refrescantes que contengan por ejemplo té verde, como descongestivo y antioxidante.

Todos estos se pasos se combinan para lograr una armonía total con nuestro cuerpo y así complementan nuestra rutina facial.

En nuestra rutina diaria debemos incorporar los siguientes pasos: limpieza, hidratación, tratamiento y protección solar antes de aplicar el maquillaje.

“Podemos iniciar con una leche de limpieza o agua micelar y retirarla con un algodón con agua, luego hacemos una Hidratación con Neblina Hidratante, que contengan activos descongestivos como Malva y Boswelia y a continuación aplicamos la crema que corresponde a nuestra necesidad, sugerida por nuestro cosmetólogo y por último el protector solar.  Proteger tu cutis de la luz solar es uno de los aspectos más importantes en esta etapa pues permite hidratarla y evitar lesiones al exponerse al sol. Para escoger el protector solar ideal para tu tipo de piel es necesario que consultes con tu profesional.

En cuanto a las cremas de tratamiento que hay en el mercado, existen las Anti Age, que tienen incorporado colágeno, elastina y ácido hialurónico entre otros activos que actúan para paliar los signos del envejecimiento y ayudan a redensificar el tejido, consiguiendo un efecto rellenador desde el interior mostrando una piel más tersa y lisa.

 No nos olvidemos del cuidado del cuerpo, una vez por semana hacer scrub corporal (exfoliación) en forma de movimiento circulares, de abajo hacia arriba, mientras nos estamos duchando lo dejamos actuar un ratito, enjuagamos y continuamos con el secado con contactación para que absorba la humedad.

Luego podemos aplicar aceite de coco que es excelente o crema humectante con Vitamina A, o una leche corporal.

El paso final es el Maquillaje, recordamos los pasos de rutina hasta colocar el protector solar, esperamos que se absorba bien y comenzamos con el maquillaje.

Aquí vamos a usar productos o emulsiones que cierren los poros, bases livianas, fluidas porque las bases cremosas dan más sudoraciones y con los sofocones vamos a transpirar más. Entonces tanto los correctores y bases tienen que ser livianas.

Siempre les enseño a mis alumnas que un maquillaje tiene que ser lo más liviano posible, tomamos muy poco del producto y hacemos una pincelada y así vamos aplicando y dibujando sobre nuestro rostro.

En cuanto a los labios hoy en día deben tener un cuidado especial sobre todo con el uso diario del barbijo, debemos protegerlos de la sequedad usando un bálsamo que le brinde humectación.

Todos estos detalles son importantes, porque al ver el resultado final del maquillaje, si no se tiene la piel humectada, lo que va a suceder es que se va transferir en un mal maquillaje, tanto en los labios como de rostro.

Todos estos tips son de mucha utilidad para acompañar un estado de armonía interna y externa con una actitud positiva para tener el equilibrio entre el cuerpo y la mente”.

Compartir:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS