Cargando...
ComunidadEntrevistasInterés General

EL DUELO Y LA AUTOGESTION DE SU PROCESO ¿Por qué se ha ido?

DUELO, una tarea que se suma a la lista de pendientes que nos ha dejado la situación crítica de Pandemia del Coronavirus (COVID-19) que hemos estado atravesando, y que se intensifica su sentir en el balance emocional interno que hacemos llegado a fin de todo un año.

  • ¿Qué es el duelo?

Cuando hablamos de duelo, hablamos de un proceso complejo, un proceso que nadie nos ha enseñado como afrontarlo. El ser humano durante el transcurso de su vida sufre aproximadamente un duelo por año de alguna perdida. Se trata de una experiencia ineludible que conduce a situaciones de sufrimiento pero que por otro lado es una POSIBILIDAD DE DESARROLLO. 

El duelo NO ES UNA ENFERMEDAD, podemos decir que el duelo es un proceso que nos transforma, en donde la persona o eso que perdimos pasa a estar de forma externa a una forma interna y eterna en nosotros mismos. Es una respuesta natural ante la pérdida de cualquier persona, cosa o valor con la que se ha construido un vínculo afectivo. Puede ser la perdida por el empleo, por un ser querido o por una relación. 

  • ¿Cuánto tiempo se tarda en transitar un duelo?

Normalmente, como para que nuestros lectores lo puedan dimensionar, se puede decir que un duelo sanador suele durar entre seis meses a un año, eso estamos hablando en términos muy generales. ¿De que depende? Del VINCULO AFECTIVO que tiene la persona en relación a eso que perdió. La persona puede sentir una pérdida del interés con la conexión del mundo exterior, como estar desconectado del mundo, que es un síntoma natural y eso es normal. Pero cuando pasa a más de un año, ya podemos decir que se puede cronificar a un duelo patológico, esto ocurre cuando las reacciones emocionales son tan intensas que impiden el buen funcionamiento de la persona por sufrir síntomas infrecuentes, tales como  pensamientos suicidas recurrentes o alucinaciones auditivas con el fallecido, entre otros. Nosotros decimos que ese dolor hay que sentirlo.

  • ¿Cuáles son las partes o etapas de un duelo?

No se puede generalizar porque cada persona es un mundo de posibilidades, pero podemos hablar de distintas fases que se pueden ir atravesando a medida que se avanza en el proceso de duelo: 

  • La primera fase suele ser la NEGACION, donde la persona niega esa perdida, aparecen las preguntas de ¿Por qué a mí? O quizás la sensación de culpa. 
  • Otra fase es la que se encuentra con sentimientos de ENOJO. 
  • La tercera etapa es la de NEGOCIACION O ELABORACION. Empieza a reconocer e incluso a negociar con sí mismo y con los demás ese shock inicial. 
  • La cuarta etapa es una etapa de mucho DOLOR.
  • Y finalmente pasa a la ACEPTACION 

Lo principal es reconocer esa pérdida porque muchos la niegan y de repente a los 6 meses dicen por ejemplo “huy, ahora sé que mi abuelo ha fallecido” y recién ahí inician el proceso. Cada uno tiene su camino del dolor.

  • ¿Cómo es el proceso de duelo? ¿Cómo se transita?

Como anteriormente he descripto, podríamos decir que es un proceso de TRANSFORMACION que pasa de una forma externa a una forma interna pero eterna, es decir, va a estar siempre con nosotros. Y cabe destacar que el duelo se transita con DOLOR, es algo paradójico y contradictorio porque a mayor dolor que entregamos mayor avance en el proceso.  

  • La pérdida de un ser querido en la vida de una persona ¿Puede ocasionar que se le derrumbe el castillo que ha ido construyendo como su vida propia? 

Si, totalmente, de hecho la pérdida de alguien no termina la relación, sino que la modifica, nos cambia, y eso transforma todo. Por ello es que ese castillo que hemos construido como nuestra vida, puede verse afectado. Lo importante es abrirse al dolor, ya que a veces por miedo a conectar con la perdida terminamos perdiendo más de lo que tememos perder. Entonces abrirse al dolor es pérdida, pero la ganancia va a estar en que podamos convivir con eso, por ello es costo-beneficio y ahí está la GANANCIA.  

  • ¿Qué debemos evitar decir o hacer ante una persona que esta atravesando ese proceso de duelo?

Debemos evitar decir frases como “bueno dale, no pasa nada” “es el ciclo de la vida” “no te preocupes” “es así” “es un descanso”, porque eso puede generar una mayor inhibición, que la persona se aísle mucho más. Es como un mensaje de la sociedad occidental la idea que hay que pasar de página pronto, o el típico suéltalo, ya está. Cada uno lo vivencia en su tiempo y forma y respetar eso es el primer paso a colaborar con el que está por afrontar una pérdida significativa.  

Lo importante es que después de una perdida dejamos de ser iguales. Algo se va con nosotros. Hay que darse el permitido de conectar con el dolor, porque el dolor es individual y por lo tanto no podemos dar un mensaje a la ligera. 

  • ¿Qué podemos decir si queremos ayudar a alguien en ese estado?

Le podemos hacer una pregunta básica y clave de apertura “¿Qué necesita?” “¿necesita que estemos acá?” “¿necesita que nos vayamos?”. El comunicar y sobretodo dar ese espacio, porque una de las sensaciones que la persona sufre es el AUTORREPROCHE. La rabia contra uno mismo, es la impotencia frente a un acto de lo cual no tenemos control, por lo tanto hay que darse permiso para sentir. 

  • ¿Qué recomendaciones podemos darle a la persona para ese camino de duelo?

Una de las recomendaciones que le podemos dar a quien necesite elaborar ese dolor, es hacerle recordar a ese ser querido a través de una biografía, mediante un álbum de fotos, incitarlo a hablar e incluso sentir; es importante llorar y permitirse esos espacios para poder experimentar ese dolor. 

  • ¿Cómo ha afectado la situación de pandemia y cuarentena a quienes han tenido que no solo enfrentar la pérdida de un ser querido, sino además la imposibilidad de acompañarlo en los últimos momentos de su vida?

La situación que hemos estado atravesando ha sido totalmente desbastadora para quienes han tenido que enfrentar una pérdida de un ser querido. El no poder despedirse de ese familiar o esa persona que resulta significativa para nosotros puede generar ese duelo patológico que anteriormente mencionamos, ya que es muy importante ese último momento para poder tener esa conciencia, ese sentimiento de tranquilidad emocional y para que ese camino de dolor y transformación sea de una forma menos traumática. 

  • ¿Alguna cuestión que quieras agregar?

Si, para finalizar me gustaría decirle a nuestros lectores que una de las pautas importantes es no quedarse con ese dolor, buscar la forma de hablarlo, escribirlo, en el hecho de escribir la mano va más lenta que la mente y eso ayuda mucho, y saber que solos es muy complicado. Es un momento muy difícil que nos atraviesa a todos, y quizás en este instante, muchas personas están pensando que han perdido TODO en esa falta que tienen y la verdad es que si bien es cierto que han perdido una parte muy importante, no han perdido todo. Es atravesar este momento y seguir conectando con la vida, porque si nos está pasando y nos está doliendo, significa que ESTAMOS VIVOS. 

 

Lic. en Psicología Sofía Domizi

(M.P 8958)

pastedGraphic.png  sofiadomizi_psicologa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS