Cargando...
EntrevistasInterés General

Estación Hidrobiológica Puerto Quequén

La Estación Hidrobiológica informa:

El Profesor Enrique Balech y la investigación científica. Enrique Balech, sosteniendo una caña de pescar, y Félix Motti; en el exterior de la Estación Hidrobiológica. Banco de fotos de la EHPQ. “Colección Motti”

El profesor Enrique Balech, es un sinónimo de la Estación Hidrobiológica de Puerto Quequén y fue uno de los científicos más destacados de nuestro país. Balech nació en Argentina, en la provincia de La Pampa, en el seno de una familia de origen francés, y estudió en el Instituto Superior del Profesorado Secundario “J.V. González” de Buenos Aires, de donde egresó en 1937 con el título de Profesor en Ciencias Naturales.

Las investigaciones que realizó siguieron varias líneas y pueden agruparse en dos períodos. Durante el primero (1934-1941) realizó estudios sobre protistas (organismos microscópicos) de agua dulce. Esta etapa se desarrolló en Buenos Aires en el Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia” (MACN), primero como adscripto honorario y luego como encargado del Laboratorio de Protistología.

Durante el segundo período, que comenzó en 1941 y continuó hasta la culminación de su etapa laboral, encaró estudios marinos en los que las principales líneas de investigación fueron la taxonomía del microplancton con especialización en ciliados tintínidos y dinoflagelados; los bioindicadores oceanográficos, la oceanografía biológica y la zoogeografía marina. En esta etapa trabajó en la Estación Hidrobiológica.

Pero su primera visita a la Estación fue a principios de 1938, junto con el Profesor Félix Motti, donde tuvo su primera experiencia con la fauna marina y según sus propias palabras “fue casi mi primera experiencia marina. Por primera vez tuve contacto con la fauna marina, hice mis primeras observaciones de plancton marino vivo y teníamos la excitación de las casi cotidianas idas a la banquina de pescadores para ver qué traían las lanchas. Íbamos a buscar la “basura”, como llamaban los pescadores a todo lo no comerciable en aquella época, que era todo menos los pescados, los mejillones, calamares, langostinos y camarones; ni las vieiras tenían casi salida por falta de volumen de pesca y desconocimiento de los consumidores. Por primera vez observé bioluminiscencia marina por Noctícula y Ctenóforos. Además, estaba el Río Quequén, sus cangrejales y sus saltarinas Lisas y sus abundantísimas Navajuelas (Tagelus) subfósiles y vivas; estas se extraían de los hoyos de barro con un alambre.”

Noctiluca scintillans. Foto de: https://ciudadabisal.com/2017/01/26/bioluminiscencia/noctiluca-scintillans/

En sus estudios generales de microplancton examinó material de todos los océanos, desde el Ártico a la Antártida, del Atlántico, del Pacífico, del Océano Índico oriental y de mares como el Mediterráneo, Caribe, Báltico, de Java, de Filipinas, el Mar del Norte y el
Golfo de México.

Los principales estudios regionales se centraron en la Antártida, en el Golfo de México y Caribe y en el Atlántico sudoccidental. Hasta la década de 1980 descubrió el 60% de los dinoflagelados antárticos aceptados como válidos para esa región y demostró el alto endemismo de sus especies. En 1964, cuando la Universidad de Texas A & M solicitó su colaboración en el estudio biológico del Golfo de México, las especies conocidas para el
área que incluía al Caribe totalizaban 76 y como resultado de sus investigaciones los registros se elevaron a 262 especies.

En su libro Los Dinoflagelados del Atlántico Sudoccidental resumió más de 40 años de estudios en la que resultó la monografía más importante del Hemisferio Sur y una de las mayores para cualquier región oceánica.

Otros estudios de importancia de su autoría fueron los de las campañas “Norpac” y “Downwind” del Instituto Scripps de Estados Unidos en el Pacífico, y la campaña “Equalant I” del Servicio de Hidrografía Naval de la Argentina en el Atlántico Ecuatorial Oeste.

El efecto que produce en el mar una alta concentración de individuos de Noctiluca scintillans. Foto extraída de Aesthetic Sharer ZHR @CGdrawing

Un caso especial fue el de los dinoflagelados tóxicos y las mareas rojas, tema en el que durante más de tres décadas colaboró con instituciones extranjeras. En 1973 alertó sobre la posibilidad de que en la Argentina se produjesen intoxicaciones ocasionadas por dinoflagelados y transferidas al hombre por bivalvos y fue el primero en reconocer en 1980 la causa de intoxicaciones fatales e identificar la especie causante. Desde entonces se dedicó preferentemente al estudio de organismos productores de toxinas paralizantes de moluscos, y de organismos productores de otros tipos de toxinas. Para estos estudios debió reunir material de numerosas localidades geográficas. Su monografía de un género en particular: el Alexandrium, es de consulta obligada. En la Tercera Conferencia Internacional sobre Dinoflagelados Tóxicos (1985) y en reconocimiento a esta labor fue distinguido como uno de los pioneros de estos estudios.s de dos meses de intervalo. Por primera vez ubicó el límite sur de la Corriente de Brasil y una estructura meándrica única en el Océano Atlántico, el frente cálido-frío (corrientes de Brasil y de Malvinas) y la formación de amplias áreas de mezcla. Sus conclusiones oceanográficas fueron confirmadas años más tarde por investigaciones con el empleo de satélites. La biogeografía marina fue otro de los campos de su interés, y que integró con el de bioindicadores y oceanografía biológica.

En reuniones científicas presentó trabajos que versaron sobre terminología zoogeográfica, distribución geográfica y estacional del plancton marino en la Argentina, y división zoogeográfica del litoral sudamericano. Hasta los primeros años de la década del 2000 el Prof. Balech solía visitar la Estación Hidrobiológica, siempre aportando algún comentario para el beneficio de las actividades del Museo y de las de investigación. En la siguiente entrega hablaremos del Prof. Balech y su actividad como docente.

José Luis Nogueira
Téc. Univ. en Gestión Cultural – HHPQ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS