Cargando...
EntrevistasInterés GeneralNoticias

FENG SHUI Y EL COLOR

¿Sabes que solo renovando la pintura de tu casa puedes ganar más bienestar? Descubre los beneficios del color aplicando el Feng Shui en casa. Cada tono tiene una propiedad. ¿Cuál te conviene más? Aquí lo descubrirás.

ROJO: UN PODEROSO ANTIFATIGA

A nivel psicológico, pintar un espacio de rojo, según el Feng Shui, aporta vitalidad, energía y reduce la fatiga y la sensación de soledad. Por otro lado, a nivel físico, parece ser beneficioso si te duelen las piernas porque el rojo activa la circulación. Y además, impulsa a la acción, con lo que ayuda a tener ganas de realizar actividad física.

        

AZUL OSCURO: TE SENTIRÁS SEGURO

Un espacio pintado de azul intenso es un espacio que nos hace sentir seguros, confiados. Y tiene otro beneficio sobre nuestro cuerpo… Si estás pensando en perder peso, utilízalo para una pared de la cocina o de un comedor: conseguirás reducir tu apetito.

 

VERDE: SERENIDAD Y EQUILIBRIO

Según el Feng Shui, el verde es un color sedante que simboliza la estabilidad, la esperanza y la fecundidad. Nos hace sentirnos tranquilos y funciona contra el insomnio, la fatiga, los dolores de cabeza y los nervios porque disminuye la presión sanguínea y baja el ritmo cardíaco.

 AZUL CLARO: CONTRA EL INSOMNIO Y LA DEPRESIÓN

Dice el Feng Shui que simboliza la sabiduría y que tiene poder para ralentizar la frecuencia cardíaca y la presión arterial, lo que calma y favorece el sueño. Además, el azul es una barrera contra la depresión y, por si fuera poco, es un color que calma dolores.

NEGRO: TRANSFORMA LAS ENERGÍAS NEGATIVAS

El negro contiene todos los colores de la naturaleza, de ahí que el Feng Shui considere que representa la sabiduría. Pero, además, tiene el poder de transformar las energías negativas que pueda haber en casa o incluso que transmitan ciertas personas.

 

GRIS: UN COLOR SABIO QUE PROTEGE

Como el negro, el gris representa el conocimiento, según el Feng Shui. Y también la serenidad, la elegancia e incluso la autoridad, lo que te hace sentir en un espacio seguro y protegido.

 

BLANCO: MÁXIMA ENERGÍA POSITIVA

Según el Feng Shui el blanco representa el yang, la pureza, la inocencia, la claridad. Pero hay que huir del total white e introducir toques de color para equilibrar esa energía con el yin, y evitar un exceso de frialdad.

 

ROSA: EFECTO RELAJANTE

El rosa es un color que, además, nos hace sentirnos más optimistas y nos da un punto de equilibrio porque la mente lo asocia a la dulzura, al amor maternal.

 

PÚRPURA: TE SENTIRÁS MÁS INSPIRADO

Pues sí, según el Feng Shui, el púrpura es un color que crea atmósferas en las que nos sentimos más inspirados y que nos animan a concentrarnos. Además, se dice que tiene propiedades hipnóticas e incluso a nivel de salud, parece que es beneficioso para el sistema inmunológico y nervioso.

AMARILLO: ELEVA LA AUTOESTIMA

En Feng Shui, el amarillo es un color que se asocia a la mente y a la comunicación. Despeja la confusión y pone barreras a los pensamientos negativos. Un espacio amarillo nos ayuda a reforzar nuestra autoestima y a eliminar miedos. Es un espacio perfecto para habitaciones infantiles.

ARENA: PROMUEVE LA CONVERSACIÓN

Los colores neutros pero cálidos como los arenas o los beige son ideales para crear ambientes que nos hacen sentir cómodos, distendidos y con ganas de comunicarnos y conversar relajadamente. De ahí que, según el Feng Shui, sea un color perfecto para aplicarlo en espacios como salones.

Según el Feng Shui, dependiendo del color que elijas, estarás atrayendo una energía u otra a tu casa. Cada color, representa uno de los elementos alrededor de los que gira esta antigua técnica china de origen taoísta que persigue el equilibrio vital.

ESTHER GIRALT/El MUEBLE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS