Cargando...
EntrevistasInterés GeneralLocales

La Estación Hidrobiológica informa: Monstruos marinos en Necochea

Las explicaciones científicas suelen quitarles a las historias fantásticas la magia, la poesía y el estremecimiento que producen cuando son contadas en las rondas de campamento, frente a un fuego hipnotizante o cuando se leen en las noches de tormenta, bajo las cobijas y alumbrando el libro con una linterna. 

Al ser un pueblo joven, apeas cumplimos 140 años el pasado doce de octubre, carecemos de fantasmas, gnomos, hadas, monstruos, hechiceros y nigromantes. Pero a falta de todo eso tenemos pescadores y mar. 

Y son los hombres de mar, pues hasta ahora la actividad parece estar reservada a ese género, los que nos traen las historias fantásticas; pues en la tierra, por las pocas generaciones que la habitaron o por demasiado apego a la ciencia, no prosperan. Nunca un viento del norte, en la mitad del verano, es considerado el aliento cálido de los demonios que nos incitan a cometer tropelías.

Así, Joselito se erige como nuestro único monstruo marino. Tiene cabeza de pato de color blanco, cuerpo de serpiente, lomo aserrado como el de algunos dinosaurios, cuello largo y las extremidades son como paletas muy grandes, como orejas de elefante. Su longitud varía con cada testimonio y desde los tres o cuatro metros pasan a los veinte.

Lo vieron alrededor de setenta tripulantes de lanchas pesqueras y pescadores deportivos e incluso se inició una investigación por parte de la Prefectura Naval Argentina con asiento en Puerto Quequén.

El testimonio de una pareja de vecinos que se dedica al cuidado de casas veraniegas en Costa Bonita llamó nuestra atención:  “Hemos visto ballenas, ballenatos, lobos, pingüinos, y otras especies, pero nunca un animal de estas características. Era de gran cabeza y lomo oscuro como serrucho y tenía grandes ojos. Tendría unos 3 o 4 metros de lomo, al menos lo que se vio sobre la superficie. Vino nadando hacia la costa. Lo hacía sumergiendo el lomo, pero en todo momento con la cabeza sobre la superficie”.

Por otra parte, la intervención artística no pudo quedar de lado y en el año 2007, en el marco del Festival Infantil, se presentó, por medio de la Escuela Municipal de Artes de Necochea, la Comparsa de “El Joselito y sus huestes de Enanos de Afife”, agregando magia, color y mitología a las historias de los pescadores, sumando a otros personajes, que nutren la historia y a la vez homenajean a un vecino quequenense, Oscar Afife.

 

José Luis Nogueira – EHPQ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS