Cargando...
Entrevistas

Los restos de anoche: ¡no son sobras, es comida!

Consejos para reinventar platos en función de lo quedó del día anterior

Por: Narda Lepes/La Nación

Hay mucha gente que se rehúsa a comer algo que considera que sobró de otra comida.

Escuché muchas veces decir “sobras no como”. Y hay otro grupo que, en cambio, disfruta de darles nueva vida, que no lo ve como lo que sobró sino como lo que guardamos.

Muchos aprendieron y vivieron por primera vez en 2020 lo que cuesta y el trabajo y planeamiento que requiere cocinar todos los días.

Normalmente el tiempo no sobra, y muchas veces estamos agotados. Por eso ser creativo y prevenido con lo que guardamos en la heladera para otro día nos cambia la vida.

En mi caso en particular, disfruto enormemente de abrir la heladera y sacar tuppers, bols con restos de platos, salsas, milanesas, etcétera. Reutilizar lo que encuentro, combinarlo con otras cosas me resulta mágico.

La variedad que quedó en la heladera, si somos constantes para guardarla, sirve perfectamente para hacer algo rico y volver la tarea creativa, fácil y divertida. La pregunta clave que tenés que hacerte es

¿Cómo hago para comer con lo que hay?

Ideas de cosas para hacer:

• La carne al horno de ayer, es el sándwich de hoy.

• Cuando hagamos arroz, hagamos de más para ensalada, croquetas, un salteado oriental o enriquecer una sopa.

• Los restos de asado del domingo: ensalada con pedacitos de vacío, una salsa con las cebollas bien dulces a las brasas, unas croquetas con las papas al plomo.

• Pan que ya está duro, con oliva y dorado para una panzanella.

• Budín de pan de facturas.

• La pizza: hecha en un sándwich en la selladora (recomiendo una de muzzarella y una de fugazza encimadas), al horno en cuadraditos para picar o sumar a una sopa de tomates.

• Fainá que quedó, bien dorada con ensalada de tomates y pimientos asados.

• El aceite de las berenjenas en escabeche para saltear pollo o pescado o condimentar ensaladas.

• Guardá siempre los huesos cocidos para darle gustito a sopas o caldos.

• Los fondos de carnes braseadas sirven para agregar a salteados, por ejemplo de brócoli con ajo, o jugo de carne y parmesano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS