Cargando...
EntrevistasSalud

Maquillaje Terapéutico “Maquillar lo Real”

Estilo entrevistó a Claudia Fabiana Éboli, Maquilladora Terapéutica, coordinadora y creadora del programa Maquillaje Terapéutico ” Maquillar lo Real”.

La profesional hace un recorrido de su trabajo por las distintas instituciones y espacios donde va dejando con suaves trazos, las pinceladas que despliega en cada rostro con el manejo de la colorimetría y la impronta de la empatía por el otro.

¿Cuál es la importancia del Maquillaje Terapéutico?

Con el MT ayudamos a las personas en estado de vulnerabilidad a elevar su autoestima utilizando el maquillaje como herramienta y decimos que maquillamos lo real porque maquillamos el dolor, sufrimientos o el desinterés por la imagen que nos devuelve el espejo.

“Muchos me preguntan por qué maquillo pacientes terminales o pacientes en coma, yo estoy convencida de que existe una vida después de esta vida y que morir es trascender”. “Siento que la gente merece morir dignamente, en lo personal me da mucha satisfacción maquillar a una paciente en coma, porque esa persona recupera la imagen que tenía la familia”.

El MT engloba el acompañamiento de profesionales de la Cosmetología, Maquillaje, Peluquería, Psicólogos, Profesionales de la Salud, las Instituciones donde nos acercamos y la Legislatura de Buenos Aires.

¿Cuándo surge la pasión por el maquillaje?

Hace quince años cuando me recibí de Maquilladora me diagnosticaron una enfermedad cardiológica, en ese momento ingresé en una etapa complicada de salud y tuve que ocuparme de mí. Del diagnóstico surgió que tenía masas celulares anómalas en un ventrículo que me ocasionaban paros cardíacos reiterados. Necesitaba operarme y corría riesgo de vida. Ante esta situación, la dignidad implica todo…es dejar una buena imagen de lucha. De hecho, ingresé al quirófano maquillada, pero no estaba permitido entonces solicité que fuera aceptado porque no quería que mis hijos me vieran mal al salir.

Transité dos intervenciones complejas donde perdí peso, se me cayó el pelo y estaba muy desmejorada. Cuando pude recuperarme y tomar fuerzas, abracé la decisión de abocarme por completo a estudiar Maquillaje Terapéutico.

¿Cómo fue su ingreso en el Hospital Municipal María Curie?

Luego del postoperatorio, una amiga de mi mamá me invitó al Primer Congreso de Sobrevivientes del Cáncer donde conocí a la Dra. Cristina Rosales, profesional del mencionado Hospital y me propuso maquillar a pacientes oncológicos. La experiencia muestra que las mujeres que maquillamos y que atraviesan tra- tamientos oncológicos viven una experiencia transformadora que les permite mejorar la autoestima y la calidad de vida y esto se refleja en su entorno familiar.

¿Cuál es su experiencia en el área de Violencia de Género?

Me invitaron a participar en el espacio de Violencia de Género en la ciudad de Baradero, porque había muchas chicas violentadas por sus novios/maridos.

Allí formé un equipo de siete personas que hoy son los maquilladores de la zona.

También me ofrecieron trabajar con Autismo y Esquizofrenia.

¿Cómo es su trabajo en las cárceles?La Coordinadora Ar- gentina de Voluntarias de Cárceles me convocó para trabajar en conjunto en las Cárceles y en algunos penales de máxima seguridad. Visitamos el Penal 33, Penal 8 de Hornos y el Penal 4.

¿Cuál es la relación del automaquillaje con las internas?

Nosotras les enseñamos a maquillarse. En este lugar se ven mujeres quemadas y cortadas con cuchillos y el maquillaje es una herramienta de empoderamiento de la persona. La idea es que cuando salgan de cumplir la pena tengan una profesión para que puedan encontrar un trabajo. El automaquillaje les da una fortaleza distinta, que hacen que se transformen en su mejor versión.

¿En qué áreas está implementando actualmente el MT?

Estoy aplicando el MT en mujeres con un abordaje difícil en el Hospital Borda, comenzamos con una paciente dentro de un protocolo de investigación que no compensaba su psicosis, has- ta que observamos que verse maquillada la tranquiliza y la com- pensa. Es muy reconfortante ver su evolución.

Por otra parte, organizo Talleres sobre Bioseguridad para trabajar con pacientes en estado de coma.

Otra experiencia que hacemos dos veces al año es maquillar en la plazoleta de Primera Junta, en CABA, con actividades para los niños con maquillaje artístico y maquillaje para mujeres, manicuría, peluquería, y cosmetólogas, y donde los hombres también se integran hasta permitirse tener una limpieza de cutis para quitar el hollín y cortarse el cabello.

Compartir:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS