Cargando...
ComunidadEntrevistas

Mujeres en contexto de encierro

Lic. Patricia Bonilla

Coordinadora General de Cárceles en Argentina del CCNV (Centro Cristiano Nueva Vida)
Licenciada en Administración Pública, diplomada en Pedagogía en contexto de encierro de la Universidad San Martín Subgerente de Recursos Humanos y Servicios Generales en el Hospital de Oncología Marie Curie. Coordinadora de trabajo carcelario del Centro Cristiano Nueva Vida

Desde muy joven la Lic. Bonilla hizo tareas comunitarias y se dedicó al trabajo social. Por ejemplo, en el Ejército de Salvación colaboró durante diez años asistiendo a chicos de barrios carenciados. Como Coordinadora de Trabajo Carcelario del Centro Cristiano Nueva Vida refiere “hay mucha gente que trabaja en cárceles, pero somos uno de los pocos que tenemos un equipo sólido que asiste de manera consecuente”.

¿Cómo se involucra con el acompañamiento en las cárceles?

Dentro de la iglesia se hacen pequeños grupos de personas a las cuales escuchamos y las acompañamos en sus problemas cuando nos necesitan y oramos. Un día una chica me dijo “me gustaría que me acompañes a la cárcel, tengo una vecina que cayó presa y quiero ir a ver cómo está”, entonces fuimos al Penal de La Plata. Cuando yo entré a ese lugar, vi un mundo de mujeres con mucha necesidad, la más importante era la necesidad de ser escuchadas. Y así comenzamos, hicimos el trámite para obtener las credenciales, cumplimos con todos los requisitos, al día de hoy han pasado 18 años.

Cuando uno entra en este espacio, ve que las necesidades que tienen las internas son las mismas de la mujer que está afuera, y por esta razón pensamos en hacer cosas que las gratificara como mujer.
Comenzamos a organizar para el día de la madre, un día de belleza; hoy cada una sabe cómo hacerse una limpieza de cutis, cómo pintarse las uñas y peinarse.
A partir de allí, formamos un equipo y organizamos un día de spa, de belleza, pedicuría y manicura, corte de pelo, masajes y maquillaje.

También hemos realizado taller de crianza de hijos, de cáncer de mama, de VIH y recitales de música. Para el día del niño llevábamos manualidades pre armadas, cosas que ellas podrían decorarlo fácil, para que armen un regalo que pueden entregar a sus hijos.

Para fin de año, en la Unidad Carcelaria hacen una fiesta con todas las visitas y allí armamos una obra de teatro o musical. Todo lo gestionamos nosotros.

 

¿Qué cambios ha notado en las internas con esta interacción?

Todos estos talleres y acompañamientos, generan un clima muy favorable entre ellas y en el penal.

El día que hicimos la cumbia villera, ellas nos decían que fué el mejor día para ellas, porque tuvieron su espacio sin que nadie las juzgara y les dijeran “así tenés que moverte”, o como actuar y hablar. Cuando ellas bajan y alguien las escucha, suben diferentes a sus celdas.

 

¿Qué espacio encontraron en la sociedad cuando terminaron de cumplir su pena?
Tenemos chicas que son enfermeras en el Hospital Militar, nosotras les aconsejamos que hagan todos los cursos que puedan. Unas hicieron el curso de enfermería y terminaron estudiando eso, otras están estudiando periodismo, otras son señoras grandes que trabajan cuidando ancianos, otras están haciendo tareas domésticas, otras son amas de casa, otras comenzaron cuando salieron como cartoneras y nosotras le damos ropa para que puedan vender en las calles, otras siguieron a trabajar. Es muy diverso. Más allá de mí cuestión de fe es también devolver algo a la sociedad, porque nos da mucho y nunca lo reconocemos, hay que dar oportunidades, no juzgar y amar, uno no es el juez.

¿Cuántas personas son las que la acompañan en este recorrido?

Nuestro equipo tiene alrededor de 30 personas, entre varones y mujeres. En este momento estamos asistiendo a 10 penales diferentes, no estamos yendo presencialmente por la pandemia, pero mantenemos contacto por whatsapp, zoom y mensajes.

Para comunicarse con nosotros dirigirse a: puertasabiertasccnv@ gmail.com

page6image3805120 page6image1812800

U8 Los Hornos – La Plata Fotografía/ Melina Meliante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS