Cargando...
EntrevistasSalud

Neuralink

Por: Manuel Mejías Ciencia y Tecnología

Elon Musk, el visionario emprendedor, conocido por los automóviles Tesla o los cohetes SpaceX de los que hemos hablado con anterioridad, presentó hace pocos días avances en otro de sus emprendimientos llamado Neuralink.

Neuralink es una empresa que desarrolla sus actividades en el campo de la biotecnología y hace pocos días presentó sus avances en su interfaz cerebro-máquina que, inicialmente, podría permitir una infinidad de avances en la medicina, desde ayudar a personas con alzheimer estimulando las neuronas de maneras específicas o bien permitir a personas amputadas controlar prótesis robóticas como si fueran sus propios miembros.

En ésta última demostración presentaron una nueva versión del chip conocido como Link Versión 0.9, éste dispositivos de unos 8 milímetros de diámetro, cuenta con más de 3000 electrodos conectados a hilos flexibles, cuyo grosor es menor al de un cabello humano y que son capaces de monitorear la actividad de un número limitado de neuronas. El chip va implantado en el cráneo en contacto con el cerebro y la operación para unirlo al mismo es realizada por un robot que se encarga de “conectar” los diminutos cables a las zonas del cerebro encargadas de la motricidad y los sentidos.

Por supuesto este desarrollo está aún lejos de ser probado (y aprobado para su uso) en humanos, por ahora se han realizado pruebas en cerdos donde se obtuvieron resultados extremadamente prometedores, incluso se realizaron pruebas donde se removió el chip de un cerdo y este no tuvo ningún tipo de secuelas.

En el encuentro también se mostró el funcionamiento del chip con uno de los cerdos que lo tiene implantado hace dos meses. Se vio cómo una computadora recogía la información tomada por este dispositivo, mostrando la actividad cerebral del animal a medida que se desplazaba por el espacio donde se encontra- ba con una cuidadora.

El chip Link de Neuralink

En las pruebas se vio cómo se usaba el monitoreo cerebral para predecir los movimientos que hacía el animal de una forma extremadamente precisa. Las aplicaciones en humanos podrían permitir en un futuro controlar “telepáticamente” computadoras o máquinas e incluso poder “fusionar” nuestras mentes con inteligencias artificiales que es una de las ideas que propone Musk para potenciar la evolución humana.

Musk aseguró que están avanzadas las tratativas para comenzar con las pruebas en humanos, que originalmente estaban planeadas para finales de este año aunque por las cuestiones generadas por la pandemia se tuvieron que retrasar.

Cada día estamos más cerca de un futuro donde la interacción humano-máquina se realice directamente con nuestra mente lo cual abre un sinfín de posibilidades positivas pero a su vez abre una cantidad importante de debates morales y filosóficos sobre hacia dónde vamos como especie y cuánto podemos modificar de nuestra naturaleza y aun considerarnos seres humanos.

Compartir:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS