Cargando...
EducaciónEntrevistas

Prof. María Nieves Tapia: Referente mundial en el sector del Aprendizaje y Servicio Solidario

Fundadora y Directora del Centro Latinoamericano de Aprendizaje y Servicio Solidario

(CLAYSS, www.clayss.org)

 

  

Entre 1997 y 2009 inició y coordinó los programas nacionales de aprendizaje-servicio del Ministerio de Educación argentino, “Escuela y Comunidad” (1997-2001) y Educación Solidaria (2003-2010), así como el Programa de Escuelas Solidarias de la Ciudad de Buenos Aires (2002-2003).

Graduada en Historia, se desempeñó como docente en la Universidad Católica Argentina, la Universidad de Buenos Aires, FLACSO Buenos Aires y en el Instituto Nacional del Profesorado “Joaquín V. González”, así como en escuelas secundarias. Actualmente dirige el Diplomado sobre aprendizaje-servicio solidario de CLAYSS, CAEU-OEI y UNTREF.

En 2019 fue nombrada miembro de la Academia Internacional de estudios sobre Compromiso Comunitario (ACES, Academy of Community Engagement Scholarship). Es miembro fundador del Consejo directivo de la Asociación Internacional de Investigadores en aprendizaje-servicio (2005). Recibió en 2001 el “Premio Internacional Alec Dickson al Liderazgo en el Servicio de los Jóvenes”, y fue distinguida en Estados Unidos como “Eisenhower Fellow” (1988) y “National Service Fellow” (1983).

Ha sido invitada a dictar conferencias en Universidades y organizaciones de los cinco continentes, y ha participado en Jurados de numerosos premios educativos nacionales e internacionales, entre ellos el Premio Presidencial “Escuelas Solidarias” de Argentina y el Premio Internacional “MacJannet” al compromiso social universitario. 

Es autora de numerosos libros y artículos en español, inglés, portugués e italiano, entre los que se destacan “El compromiso social como pedagogía. Aprendizaje y solidaridad en la escuela”, publicado en 2015 por el CELAM; “Aprendizaje y servicio solidario en el sistema educativo y las organizaciones juveniles” (2006) y “La solidaridad como pedagogía” (2000).

Tapia está casada, tiene dos hijos y vive en Buenos Aires, Argentina.

 

 

“Aprendizaje servicio es aplicar lo que se aprende en el aula para hacer una actividad solidaria con la comunidad”, explica María Nieves Tapia.

La Prof. María Nieves, recuerda que su trabajo social se inició cuando tenía 14 años, cuando comenzó a participar activamente en organizaciones juveniles de la Iglesia con actividades solidarias.

 

 

“Formé parte de la organización cuando vino Juan Pablo durante la Guerra de Las Malvinas, cuando hicimos el Encuentro Nacional de Juventud que juntamos 120.000 jóvenes en Córdoba en el año 85’, cuando se hizo La Jornada Mundial de los Jóvenes para el Papa. Desde mi propia experiencia todas las actividades que yo hice en las organizaciones juveniles para mi fueron sumamente formativas desde mi carácter y mi trayectoria.

Entonces, unos cuantos años después, cuando yo ya era profesora universitaria y estaba muy encaminada profesionalmente, en una beca de Estados Unidos en el 93’ tuve una entrevista con una profesora de la Universidad de Nueva York, que me explicó este concepto de Aprendizaje Servicio.

Cuando me explicaron el significado, a mí me pareció sumamente razonable porque era la historia de mi vida. Descubrí que había mucha investigación sobre este tema, toda una corriente pedagógica en torno a estas temáticas.

 A partir de allí se inició el camino fundacional de CLAYSS (Centro Latinoaméricano de Aprendizaje Y Servicio Solidario). Es una Asociación Civil sin fines de lucro, empezó muy caseramente a puro voluntariado y en estos 18 años ha ido creciendo; la verdad es que ahora estamos trabajando en toda América Latina y también en otras partes, porque estamos exportando el modelo.

Hacemos programas en Europa Oriental, África, Asia, ahora charlamos de empezar un programa a universidades a nivel mundial. Es una propuesta que ha ido creciendo no solo en Argentina, en los últimos 20 años ha ido difundido muchísimo el Aprendizaje Servicio, porque funciona, para los chicos es mucho más interesante y motivador saber que lo que aprenden puede servir para cambiar algo, puede servir para hacer algo positivo en su comunidad que estudiar para la prueba”.

 

¿Cómo se enmarca Aprendizaje y Servicio dentro del programa educativo a nivel nacional?

Los proyectos de Aprendizaje Servicio no son una materia, son una forma de enseñar, específicamente el Aprendizaje Servicio está en la Ley de Educación Nacional, está en prácticamente todos los documentos del Consejo Federal que tienen que ver sobre todo con la secundaria. Incluso desde hace diez años el Ministerio de Educación tiene estímulos económicos para docentes que en escuela secundarias estatales coordinan proyectos de Aprendizaje-Servicio que sean obligatorios para todo un curso, que se llama proyectos socio-comunitarios solidarios o proyectos juveniles según la provincia.

Entonces la provincia elige algunas escuelas en donde se hacen estos proyectos de manera obligatoria y a esos docentes que coordinan los proyectos obligatorios se les da unas horas de cátedra para que coordinen.

No es una materia, sino una actividad, pero está prevista dentro de toda la normativa, sobre todo para las secundarias, pero también para las escuelas técnicas, institutos de formación docentes, dentro del formato de práctica está prevista en formato de prácticas en comunidad.

 

¿Cuál es la motivación principal para participar de estos proyectos comunitarios y juveniles?

 

Lo interesante de estos proyectos tienen que empezar por gente que tenga “esta convicción”, pero una vez que empiezan muchas personas que quizás nunca se le hubiera ocurrido ven lo interesante que son y los atrapan.

Por ejemplo, hay un Jardín de Infantes en la Patagonia que después de los incendios del Parque Nacional Los Alerces empezaron a cultivar en la huerta escolar plantines de árboles nativos con la ayuda de Parque Nacionales, y ahora toda la Escuela tiene un mega proyecto de forestación que distribuyen plantines a vecinos y otras escuelas. Trabajan en conjunto con Parques Nacionales y han plantado miles de árboles para reforestar con especies nativas el Parque Nacional en el lugar que fue incendiado.

Esos nenes de Jardín saben mucho más de Ciencias Naturales que cualquier otro nene de Jardín de otra institución, pero además saben quién es el encargado de cuidar los bosques, de qué se encarga el intendente, de qué se ocupa el guardaparques y cuál es su responsabilidad para el cuidado del medio ambiente.

¿Cómo se forman los docentes?

 

Nosotros desde CLAYSS tenemos una apuesta muy grande en cuanto a la formación docente. Desde hace más de 15 años hay cursos a distancia para docentes o formadores, también hay muchos materiales que están disponibles en nuestra Página Web y cualquier persona que entre puede encontrar material y nuestras ofertas.

Además, hacemos muchas actividades gratuitas en esta época y vemos que hay mucho interés en los docentes. Desde hace 23 años se hace el Seminario Internacional de Servicio Solidario que antes lo organizaba el Ministerio y ahora nosotros desde CLAYSS. Este año nos planteamos el desafío de hacerlo totalmente virtual y tuvimos una participación de casi 4.000 personas en muchas de las sesiones, se ve que hay mucho interés por el tema.

¿Cómo hacer atractivo un llamado a la comunidad para que se involucre en proyectos solidarios?

En Necochea el Colegio Argentino Danés “Alta Mira” trabaja con el proyecto Aprendizaje y Servicio Solidario desde el año 2008, en Jardín, Primaria y Secundaria.  Además, en una vez al año en octubre realizan un encuentro “Manos Solidarias”, donde participan las escuelas del distrito y muestran sus trabajos comunitarios.  También está la Escuela Técnica (E.E.S.T) N°1, que participa con el mismo programa.

Recuerdo los trabajos presentados en el Premio Presidencial “Escuelas Solidarias” donde participaron más de 19 mil instituciones educativas de todo el país y fueron presentadas más de 33 mil experiencias. Este premio se enmarca en el Programa Nacional Educación Solidaria desde el año 2000 y tiene entre sus objetivos fortalecer el trabajo de las escuelas que integren de manera efectiva el aprendizaje curricular de los estudiantes con acciones solidarias destinadas a mejorar la calidad de vida de sus comunidades.

Primero está bueno valorarlo porque eso también alienta a los docentes y a los chicos a animarse a emprender proyectos y empezar algo nuevo, porque si uno no tiene un empujoncito es más difícil.

Es un tema de diálogo entre la comunidad y las escuelas, a veces los proyectos más interesantes surgen porque conversamos sobre qué es lo que necesitamos, qué es lo que nos gustaría hacer, cómo nos gustaría que fuera nuestra ciudad y a partir de ahí surgen proyectos.

Lo segundo es tratar de poner al alcance los materiales a los docentes y estudiantes para saber de qué se trata o motivarse; en ese sentido el 16 de Octubre vamos a hacer una Charla por Zoom que va a estar abierta a la comunidad así que eso es una manera de enterarse de qué se trata.

¿Cómo define “ser solidario”?

 

A mí me parece que la solidaridad se expresa de muchísimas maneras distintas, uno puede ser solidario a nivel interpersonal o a nivel de una comunidad, o encarar proyectos solidarios que abarquen a toda una ciudad o todo un país.

 

Específicamente cuando hablamos de Aprendizaje Servicio Solidario hablamos de proyectos en donde la escuela o la universidad trabajan en forma solidaria por la comunidad.  Estos proyectos están protagonizados por estudiantes que además de tener objetivos solidarios acordados con la comunidad, tienen también objetivos de aprendizaje definidos por los educadores. En pocas palabras sería aprender haciendo algo en servicio de los demás.

Nuestro lema es “Aprender sirve y Servir enseña” porque la idea es que sean proyectos solidarios e informativos; con la ventaja de que la solidaridad no es algo que solo puedan practicar sólo las personas que tienen cosas que les sobran, todos podemos serlo y tenemos algo que aportar a la comunidad.

Los proyectos más lindos que he visto en Escuelas Argentinas, por ejemplo, la de los chicos de una Escuela especial de Neuquén que tenían el típico taller protegido de albañilería y en vez de seguir dentro del taller, salieron a construir casas y ayudar a mejorar las casas de sus vecinos que vivían en viviendas precarias. También aquellos que pensamos que son sólo destinatarios de la solidaridad de otros pueden ser protagonistas de la solidaridad.

La solidaridad no se aprende de discursos, se aprende de la práctica, es muy importante que aprovechemos todas las oportunidades posibles para que nuestros chicos aprendan a ser solidarios y participativos porque eso es lo que necesitamos.

Compartir:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS