Cargando...
EntrevistasSalud

¿Qué es el AOVE y por qué es tan bueno como dicen?

Es probable que no en pocas recetas hayas leído que, entre sus ingredientes, el AOVE está presente. Pues bien, efectivamente el aceite de oliva virgen extra (AOVE) es tan bueno como dicen. No era nostalgia.

Numerosos expertos están poniendo el grito en el cielo por este ingrediente respecto al cual eran escépticos hasta que muchos de ellos mismos comprobaron sus bondades. Es el caso, por ejemplo, del Doctor Miguel Ángel Martínez González que, en su libro ‘¿Qué comes?’, escrito codo con codo con Marisol Guisasola y editado por Planeta, lo han desmembrado para entender por qué es tan bueno como dicen.

El mismo se mostraba algo incrédulo allá por los 90, cuando ya se empezaba a abogar por su uso por encima de los demás. El doctor, que lo que consideraba habladurías de nostálgicos, cambió su idea cuando una de sus mejores alumnas del curso 95-96 de la Universidad de Navarra dirigió su tesis doctoral hacia este ingrediente. Después de unos resultados increíbles, de un extraordinario MIR, se centró en cardiología y montó con un grupo de médicos un sistema de recogida de datos de todos aquellos que ingresaban en algún hospital de Pamplona en el transcurso de tres años que duró el proyecto, con infarto de miocardio.

Cuando el doctor se dispuso a ayudar a su alumna con el análisis de los datos estadísticos, aún escéptico sobre el AOVE, se llevó una gran sorpresa. Nada le sorprendió tanto en su vida: los resultados mostraban una reducción importantísima del riesgo de infarto de miocardio cuanto mayor era el consumo de aceite de oliva.

Todo este estudio se publicó después en la revista International Journal of Epidemiology y viene a ser la carta de presentación del AOVE. Es el buque insignia de la dieta mediterránea: “no hay que olvidar que el propio concepto de dieta mediterránea nace de la relación con un consumo alto de aceite de oliva y un bajo consumo de grasa saturada (como la que contienen los lácteos enteros y las carnes rojas y procesadas). Por eso no hay duda de que el aceite de oliva virgen extra es su buque insignia: no hay dieta mediterránea sin AOVE”, dice el doctor en el libro.

Sobre él, muchos otros científicos han basado sus estudios buscando todas sus bondades y, además de reducir en un importante porcentaje (hasta en un 30%) el riesgo de problemas graves cardiovasculares, se ha encontrado que tiene un efecto protector frente a enfermedades como la inflamación crónica.

AOVE: más que una grasa saludable

De hecho, así se titula el estudio de revisión del aove liderado por Pepe López Miranda, catedrático de Medicina en la Universidad de Córdoba, con el que el doctor Martínez colabora: “Extra virgin olive oil: more than a healthy fat”. En él, añaden algunos beneficios más de su consumo: reduce el estrés oxidativo, reduce factores de riesgo de trastornos de coagulación o el deterioro de las arterias. Además, cita otras bondades como el efecto beneficioso sobre alteraciones asociadas con la dieta y el estilo de vida, como la obesidad, la diabetes tipo 2 o el síndrome metabólico.

Hay consenso: quién investiga sobre el AOVE, confirma todos sus efectos saludables y a menudo, descubren nuevas.

El doctor añade en el manual los estudios realizados recientemente en nuestro país sobre él, que añaden nuevas propiedades positivas, como por ejemplo, la ayuda que supone en la prevención del cáncer de mama, de la fibrilación auricular e incluso los beneficios que tiene cuando hay problemas de circulación en las piernas o las mejoras sobre el colesterol.

Lo pensarás dos veces a la hora de elegir aceite en tu próxima visita al supermercado.
F/Blanca Del Río- Elle

Compartir:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS