Cargando...
Comunidad

Tecnología para el vestir: las prendas del futuro

La industria de la moda explora diferentes líneas de investigación que busca crear prendas inteligentes, aquellas que interactúan con las personas y el entorno gracias a la tecnología. Pero además, indumentaria personalizada y biodegradable.

La incorporación de la nanotécnología que permite recibir las señales del cuerpo generó que la ropa del futuro sea reutilizable, sin olvidar las cuestiones de diseño estético. Piezas diseñadas para vestir en diferentes contextos, desde uso diaria hasta para lucir en grandes eventos.

“Esta fibra crea una tensión superficial muy alta que prácticamente transforma el agua en pequeñas esferas, y en esa forma, el agua puede rodar fácilmente sobre la camisa sin mojarla”, dijo Patel en su página.

-Piezas cultivadas: en un laboratorio, una diseñadora de moda originaria de Brooklyn -Suzanne Lee- logró dar vida a un cuero ecológico a partir de levadura, bacterias, azúcar y té verde. La duración del tejido biodegradable es de 5 años, pero a la hora de deshacerse se desintegra como cualquier material orgánico.

Medias con poderes curativos: la ropa inteligente puede ayudar a la dispensación de medicamentos o la cicatrización de heridas, por citar dos ejemplos. En la empresa de prendas

deportivas Lurbel lograron diseñar un producto que, aseguran, promueve la coagulación y la regeneración de la piel en las heridas, evitando además las infecciones. Gracias a sus propiedades favorecen la expulsión y evaporación del sudor, protegiendo el pie de bacterias y malos olores.

Ropa que huela bien y cambie de color: algunos tejidos llevan componentes que no se ven, pero sus efectos sí saltan a la vista como puede ser a través del olfato o el tacto. Considera- dos cosmotextiles, estos incorporan tecnología que permite brindar aromas como lavanda o limón, áloe vera u otros, o incluso tonalidades que cambian de color con la luz, la temperatura o la humedad. Las aplicaciones de estas tecnologías son más recreativas que útiles, pero cuentan con el inconveniente de que los aromas y las cremas deben liberarse para actuar, por lo que su duración es limitada. En el caso de la ropa crómica, los colorantes utilizados envejecen, por lo que dejan de funcionar con el tiempo.

Ropa a partir de un spray: a partir de la innovación del diseñador de moda y químico español -Manuel Torres- es posible a partir de un spray rociar el cuerpo y diseñar la prenda ideal para cualquier ocasión. Una vez utilizada se puede diluir con agua y otra vez volver a comenzar. En cierto modo es como contar con un modisto en casa y la posibilidad de creaciones es infinita. A su vez una manera sustentable de cuidar el planeta a través del reciclaje cool.

La firma del español “Fabrican”, proyecta utilizar dicha tecnología para aplicarla en la medicina y podría ser utilizada para vendajes e incluso la aplicación de yesos.

F/Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTROS ELEGIDOS